La prueba

Anoche soñé contigo y con tu padre.
Tu papel allí fue de conductora acompañándome, silenciosa, hasta él.
Nos dejaste, frente a frente.
Él me alcanzó una tiza, pidiéndome que trazara una línea en el suelo.
Comencé a hacerlo. Una línea perpendicular a la posición de tu padre.
Antes del firme había una gruesa capa de tierra liviana que no me impidió hacer el dibujo.
De repente, interrumpí el trabajo para continuar unos centímetros después.
El resultado fueron dos segmentos, el primero mucho más largo que el otro.
Sabía que se trataba de una prueba. Y yo no sentía ninguna aprensión por ello, porque tenía la certeza de ser bueno para ti.

Erotika japas. De Adreson Vita Sá

Erotika japas. De Adreson Vita Sá https://www.flickr.com/photos/adreson/

Anuncios

20/4: De vuelta

Salir a dar un paseo después de haber venido del viaje.

La lluvia ha borrado parte de la suciedad de las procesiones. La calle desierta excepto un goteo ininterrumpido de visitantes, extranjeros la mayoría de ellos. Llueve débilmente.

El ambiente es muy extraño. Queda alguna flor de azahar rezagada, pero su aroma es insuficiente para combatir la pestilencia de la Semana Santa.

Ahora arrecia la lluvia y los guiris parecen vulnerables y completamente fuera de contexto: con el calzado inadecuado, dentro de sus impermeables de emergencia. Sólo me siento afín con una niña que chapotea encima de un charco.media-20140420